Y
el 
sol
giró
hasta
sentir 
palidez.
Grande
aquél 
niño
que 
no 
y
con
duda
pensó
varias
vueltas
Back to Top